Muy a menudo tendemos a preparar estudios para realizar en breves plazos de tiempo, y las conclusiones a las que llegamos, con base a los resultados que obtenemos en ellos, toman cuerpo de verdad absoluta. Tal vez ésto tiene el peligro implícito de conducirnos a interpretaciones prematuras y no siempre acordes con la realidad a largo plazo.
... como Ave Fenix, siempre resurgiendo  
La naturaleza nunca tiene prisa y no le preocupa que nosotros siempre la tengamos, ella trabaja siempre SIN PAUSA PERO SIN PRISA