Los Lábridos (viejos)

Peces de forma más o menos alrgada, comprimidos lateralmente. Boca pequeña y protáctil de labios carnosos, con dientes incisivos o caninos siempre separados. La aleta dorsal es única, estando la parte anterior formada por radios espinosos y la posterior por radios blandos. Las aletas ventrales (pélvicas) tienen un radio espinoso y cinco blandos y están localizadas debajo de las pectorales, que no tienen radios espinosos.

La familia está representada por una gran cantidad de especies repartidas por las aguas de todos los mares, especialmente los de aguas cálidas y los tropicales. Con algunas llamativas excepciones, son peces de pequeño tamaño y vida corta.

Suelen ser de hábitat estrictamente infralitoral y no suelen alejarse mucho del fondo, por donde nadan contínuamente en busca de alimento (pequeños invertebrados como moluscos o crustáceos). No son potentes nadadores pero tienen gran agilidad.

La mayoría de los lábridos son hermafroditas proterogínicos, primero son hembras y luego se convierten en machos, aunque no siempre sucede de esta forma ya que hay machos y hembras que nacen con ese género y nunca lo cambian.

Dada la gran cantidad de especies de lábridos existentes (más de 500) y las variadas libreas que suelen presentar, es difícil distinguirlas unas de otras, lo que dificulta en grado sumo su identificación. Casi todas las especies presentan sin embargo unas manchas características cuya diferente disposición pueden representar una gran ayuda en esta tarea (ver: esquemas de manchas).

El lábrido más fácil de encontrar en las charcas intermareales de nuestras costas es tal vez Symphodus melops

Fotografías y Vídeos de Lábridos.

Más detalles generales sobre la biología de los peces marinos hasta llegar a la familia Labridae.

(fotografía: dani val)