Equipo básico para la recolección

el equipo que utilizamos al bajar a la playa a recolectar especímenes para los acuarios es muy sencillo:

- una caja de plástico (tipo tupperware) de aprox. 25x17 cm y unos 17 cm de alto; dentro de ella encajo otros dos recipientes más pequeños (17x10 cm y 10 cm de alto) con las tapaderas de rejilla para airear el interior; así tengo las dos cajas pequeñas y el fondo de la grande para transportar bichos y algas por separados cuando sea necesario (por ejemplo, al manipular anémonas junto con otros animales). este conjunto lo transporto en una bolsa de aluminio forrada de plástico, que ayuda a mantener en el interior una temperatura uniforme, lo protege del sol y no deja que vierta agua. Es conveniente renovar el agua de las cajas de vez en cuando para que no disminuya demasiado el contenido en oxígeno y no se nos mueran los animales.

- troeiros (redes con mango de madera) de varios diámetros y con la malla de la red de diferentes tamaños, según la utilización que vaya a darles

- un martillo y un escoplo para poder picar en la roca cuando necesito llevar una parte de sustrato acompañando al espécimen que me interesa (por ejemplo, para llevar algas o esponjas incrustantes)

- unas botas altas de goma de suela dura para andar por las rocas (sobre todo para el invierno) o unas simples sandalias de goma (para poder meterme en el agua) cuando hace buen tiempo

- aletas y gafas para bucear (si a uno se le da por eso y si el tiempo lo permite)

por si en alguna ocasión hago un viaje más largo de lo esperado o tengo que parar algún tiempo, llevo en el coche un compresor de aire que se enchufa en el conector del mechero y unos adaptadores al típico tubo de conducciones de acuario con un par de difusores; de esta forma puedo disponer de aire comprimido y evitar problemas con el oxígeno dentro de mis cajas de transporte (algunos peces son muy sensibles al nivel de O2 y no soportan el transporte en este tipo de cajas, con poca agua, durante demasiado tiempo)

(fotografía: dani val)