Organismos Extremófilos: clasificación

Una intento de clasificación exhaustiva de los distintos tipos de organismos extremófilos puede representar un trabajo complicado y lleno de matices que no es asunto prioritario en esta exposición. Tengamos en cuenta que, dentro del "saco" de los Extremófilos cabe cualquier tipo de ser vivo que se aparte en sus parámetros vitales de lo que, como ya hemos apuntado, consideramos "normal para el hombre". Esto abarcaría un buen número de datos a considerar, por lo que hemos decidido centrarnos en los organismos que, según la perspectiva actual, parecen más interesantes desde el aspecto puramente científico o industrial.

Para intentar esbozar una clasificación de los organismos extremófilos podemos adoptar dos enfoques básicos.

Buscando una clasificación "natural", podemos recurrir al que, para nosotros, es el pilar fundamental de los clasificaciones de los seres vivos: el tipo de arquitectura celular que los conforma. Así, podríamos hablar de Extremófilos Eucariotas y de Extremófilos Procariotas, y dentro de estos últimos, de Extremófilos en el Dominio Achaea y de Extremófilos en el Dominio Bacteria.

Archaeabacteria
Bacteria
Eukarya

Pero, como ya hemos visto, la extremofilia puede estar referida a diversos parámetros (temperatura, presión, pH, etc) que, permitiendo referencias comparativas por oposición, tal vez puedan representar una clasificación más "práctica" y comprensible a la hora de catalogar los distintos grupos de estos organismos.

Para comenzar, vamos a analizar brevemente algunos de esos parámetros (los que más influencia tienen sobre el desarrollo de los organismos) y las formas en que estos se adaptan a las condiciones extremas de dichos parámetros:

Temperatura
pH
Oxígeno
Salinidad
Presión